sábado, 31 de mayo de 2014

El cacique Huajuco

Antonio Guerrero Aguilar /Cronista de Santa Catarina


El 31 de mayo de 1624, los caciques Huajuco y Colmillo llegaron hasta la hacienda de Santa Catalina, en donde estaba al cuidado del mayordomo Diego Pérez a quien hizo desnudar prometiéndole la libertad. Diego Pérez al pasar por un montecillo fue flechado por los indios. La hacienda fue prácticamente destruida y en el incendio se perdieron la casa grande, la producción de maíz, el ganado y los títulos de propiedad. Indudablemente el más conocido de todos los caciques indígenas en la región se llama Huajuco, pues su nombre da origen a una extensión territorial situada al sur de Monterrey, la cual atraviesa todo Villa de Santiago y parte de Allende, delimitada por la sierra Madre y el cerro de la Silla. Se le describe como alto, feroz, mandaba con imperio y hablaba diversas lenguas. Mantuvo en estado de sitio a Monterrey y a sus alrededores con sorpresivos y continuos ataques. Una vez que se convirtió al cristianismo, se dedicó a robar jóvenes indios para venderlos en colleras. En 1625, yendo con rumbo hacia el río del Potosí, los mismos indios se le rebelaron, dejándolo gravemente herido, en donde incluso mataron a un hermano suyo. 

viernes, 30 de mayo de 2014

El fundador del Nuevo Reino de León

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

Hablar del Nuevo Reino de León, necesariamente nos lleva a referirnos a Luis Carvajal y de la Cueva. Un personaje inquieto a quien le debemos la fundación y promoción del Nuevo Reino de León, quien nació en Mogodouro, Portugal en 1539 y murió en 1596. Trabajó en posesiones de Portugal en África en donde se dedicó a la trata de esclavos. De regreso a España embarcó con rumbo al Nuevo Mundo. Fijó su residencia en el Pánuco y desde ahí hizo servicios considerables en beneficio a la corona de España. En 1573 hizo una expedición entre Tampico y Mazapil y posiblemente fue el primer europeo que vio esta región. Gracias al apoyo del virrey de la Nueva España consiguió que el rey Felipe II le autorizara la creación del Nuevo Reino de León el 31 de mayo de 1579. Estableció poblaciones en las actuales Monterrey, Apodaca, García, Santa Catarina, Cerralvo y Monclova . Acusado de comprar y vender indios como mano de obra para los principales centros mineros y de practicar la ley de Moisés, fue llevado ante la Inquisición en donde fue sometido a un juicio del cual fue absuelto. Pero triste y apesadumbrado murió el año en que se fundó Monterrey. Esta escultura nos recuerda a Carvajal, el primer poblador y gobernador del Nuevo Reino de León a 435 años de su establecimiento. 

La creación del Nuevo Reino de León

Antonio Guerrero Aguilar /Cronista de Santa Catarina

El 31 de mayo de 1579, Felipe II rey de España firmó en la ciudad real de Toledo, las famosas capitulaciones con las cuales autorizaba la creación del Nuevo Reino de León y nombraba como primer gobernador a don Luis Carvajal y de la Cueva. Hace 435 años se creó una nueva provincia o reino dependiendo en lo político a la Nueva España; en lo religioso a la diócesis de Guadalajara y en lo jurídico a la Real Audiencia de Guadalajara. El nuevo reino recibió el nombre de León, un reino tan emblemático e histórico ligado ancestralmente a Castilla. Cuando se creó el estado libre y soberano de Nuevo León el 6 de mayo de 1824 se respetó el nombre original; incluso nuestra entidad es una de las pocas que conservó su nombre desde el virreinato. La capitulación otorgaba para su jurisdicción un territorio con un cuadrado de mil kilómetros por cada lado, con cien familias aparentemente de origen judío sefardita, procedentes de la frontera entre Portugal y España. Hace 435 se dieron los primeros intentos por poblar y pacificar toda ésta región noreste en la cual nos movemos y existimos. Fuimos reineros y ahora somos de Nuevo León, con mucho orgullo nuevoleoneses, norestenses y mexicanos también. 

jueves, 29 de mayo de 2014

Leyendas y creencias en torno al oso

Antonio Guerrero Aguilar /Cronista de Santa Catarina

Es un animal común en las zonas montañosas y altas de Nuevo León. Ahí los pobladores criaban o domesticaban osos. Yo recuerdo a un oso en el restaurante El Álamo en San Pedro de los Salazares en Santiago, Nuevo León,  al cual le daban a beber cerveza. En muchos ranchos y casas del noreste, su piel es usada como tapete. Dicen que los osos siguen a las personas, tienen ademanes como personas, los espían y hasta les hacen señas en especial a las mujeres. Han visto a los osos tirar piedras cuando quieren algo con alguien.  La gente de las montañas cuenta que las osas se roban a los hombres y los osos a las mujeres. Incluso que hasta han embarazado a mujeres con las cuales han procreado seres excepcionales, mitad humano y mitad oso. Yo conocí a una persona de Montemorelos a quien apodaban Juan Oso, porque creían que era hijo de un oso y de una mujer originaria de Villa de García que fue robada por un oso. Supuestamente los osos mantenían relaciones con mujeres y las encerraban en cuevas junto con sus crías. A veces los cazadores y pastores los seguían hasta sus madrigueras y entonces mataban a sus crías de puro coraje. Hay una conseja en Iturbide que nos habla de una pareja de compadres que al pecar, en señal de castigo se convirtieron en osos.  Recientemente escuché decir a una locutora que era muy bueno ver a los osos en su hábitat natural. Tal vez el oso con sus instintos ve como el ser humano se quedó con su hábitat natural.


¿Y qué debemos hacer cuando veamos un oso?

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


El oso negro o “ursus americano” es la única especie que habita en México. Regularmente vive en donde hay matorrales, desiertos y bosques, aunque tradicionalmente se cree que pertenecen a lugares boscosos y serranos. Hay muchos osos en Nuevo León aunque se desconoce su número exacto. Son carnívoros pero comen lo que encuentran, preferentemente materia vegetal y algo de carroña, peces, miel e insectos. Su movilidad tiene que ver con la búsqueda de alimentos, preferentemente en otoño, cuando inician la hibernación para sobrevivir en el invierno. Los biólogos de la región dicen que la variedad de osos que vemos regularmente, duermen periodos más cortos. Baja su metabolismo y su sueño es más profundo. Para ello eligen cuevas, cavidades y troncos de árboles. Se recomienda no alimentarlos, no tirar basura con desechos orgánicos que los atraigan y cuidarlos porque es una especie protegida.


miércoles, 28 de mayo de 2014

El oso como un ser mágico

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

El oso representa el ciclo de la regeneración vital, de la vida y de la muerte. Duerme y muere en el invierno para luego despertar y resucitar en la primavera. Se le considera el signo del conocimiento interior y del esfuerzo y sacrificio necesario para el autoconocimiento y evolución como personas. Cuando el oso  ingresa a una cueva a hibernar, es como si regresara a los orígenes y al vientre de la Tierra. Representa la fuerza salvaje de la naturaleza. Desde el punto de vista totémico y familiar, están emparentados con los perros. En consecuencia, el oso es un intermediario entre el mundo físico y sensible con el mundo espiritual y trascendente.  Es el maestro de la iniciación al conocimiento profundo del universo, como deidad protectora y nutricia, al igual que los valores maternales de la osa que cuida en extremo a sus crías. También protege al mundo interior y natural de los seres humanos. Supuestamente la grasa, la carne y la piel del oso tienen cualidades curativas. Se hacen amuletos con sus dientes y garras ya sea como adorno o para atraer la buena suerte. Por su forma de vida está más bien relacionado con la Luna y sus ciclos. Curiosamente el oso panda no es un oso, más bien pertenece a una familia cercana a los mapaches. 

martes, 27 de mayo de 2014

El oso como espíritu protector

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

La estrella polar como punto orientador por excelencia, es la última estrella de la Osa Menor. Estas constelaciones están muy de cerca con el signo zodiacal de Libra. Los antiguos pastores del noreste mexicano dividían  la noche en tres tiempos través de la Osa Menor: prima, modorra y alba. Pensaban que las cuatro estrellas principales de la Osa Mayor son ladrones que quieren atacar a la estrella polar y que las cuatro estrellas de la Menor son guardias de ella. En cambio los celtas vieron en el oso a un animal asombroso que conjunta lo bestial y salvaje con lo celestial y lo divino. Especialmente porque su piel refleja lo tenebroso y la luz de las estrellas. Consideraban al oso como hijo del perro que refuerza el carácter totémico y común de ambos animales. Coloquialmente hablando, hacer el oso es algo bochornoso, como un error que se comete en público. Pero también hacer el oso significa galantear y enamorar a alguien. La palabra que termina en oso tiene que ver con lo abundante y rico. Tal vez por eso se le regala a la dama pretendida un oso de peluche. Es un espíritu protector, por eso también se los damos a los niños pequeños. Hay nombres que nos recuerdan al oso, como Arturo y Úrsula. Para los celtas, Arturo tenía que ver con la realeza y podía hacer todo, excepto matar osos. El apellido García supuestamente en vasco significa oso. Para dormir a los niños se les cuentan relatos en torno a los osos y brujas del bosque, como aquel de ricitos de oro pues los osos son los amos y señores de los bosques. O de seres humanos que se convertían en osos para proteger los bosques y la naturaleza de los mismos.

lunes, 26 de mayo de 2014

A la maestra Juanita Góngora

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

A la maestra Juanita Góngora la conocí en 1970. Tuve la fortuna de tenerla como maestra de primer año. La recuerdo como todos aquellos que nos referimos a nuestras primeras maestras. Callada, sonriente, entregada. Una gran maestra. Ella nació en Santa Catarina el 27 de septiembre de 1935. Descendente de una familia de notables y próceres santacatarinenses. Hija de José Góngora Ayala y Juanita García. Estudió la primaria en la Escuela Ignacio Zaragoza y dos años de comercio en el Colegio Cantú Treviño. Como todas las jóvenes de la época que tenían aptitudes para la enseñanza y sus cualidades morales e intelectuales, ella se inició como maestra empírica en la Escuela Mixta ACCO y la Edelmiro Rangel. Casi 40 años frente a grupo. Fue reconocida con las medallas Rafael Ramírez y Altamirano. Promotora de la construcción del templo de San José situado en la calle Morelos en el centro de Santa Catarina. Fue novia de un gran personaje que falleció en aquel accidente del teleférico que salió de la ciudad de los Niños hasta el famoso Mirador del Cerro de la Silla el 2 de junio de 1961. Ya no se casó. Se dedicó a formar niños a través de la docencia. Yo a ella le debo el aprendizaje para leer y a escribir. Todo lo que aprendí después se le debo a ella. Siempre la veía sonriente, olvidadiza cada vez que le recordaba su paciente asistencia. Y es que tuvo muchos alumnos. Hoy murió y con ella se van sus sabias enseñanzas que seguirán por siempre entre quienes la tuvimos como maestra. ¡Profe Juanita! ¡Presente! A nombre de todos sus hijos. 

El guardián de la Sierra Madre

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

El oso como animal y ser viviente, es algo excepcional y misterioso para el ser humano. Los cazadores nómadas y recolectores lo reverenciaron al plasmar su imagen en petrograbados, pinturas rupestres y estatuillas. Alrededor de él hay una serie de consejas y supersticiones. Algunos pueblos de la antigüedad hacían ritos de iniciación con los más jóvenes a quienes colocaban una piel de oso. Los indios norteamericanos los veneraban como si fueran personas queridas que habían reencarnado en ellos, por eso lo consideran como un hermano. Para los escandinavos el oso es el rey de los animales y de la naturaleza.  Los griegos pensaban que las dos constelaciones, tanto la de la Osa Mayor y Menor, tenían que ver con Callistos, una bella dama compañera de Artemisa que fue amada por Zeus y que al morir se convirtió en una constelación. Callistos fue hija del rey arcadio Lición. Al quedar embarazada por Zeus, Hera tuvo celos de ella, por eso cuando nació su hijo los convirtió en osos. Zeus dolido por tal acción, los llevó hasta el cielo en donde se convirtieron en constelaciones. Hera pidió a los dioses que las osas nunca se perdieran de vista en el océano para que Zeus lo viera todas las noches. Estas constelaciones son consideradas para los pueblos del mediterráneo como el origen del universo. 

domingo, 25 de mayo de 2014

Santa Catarina y Nuevo León como tierra de osos

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

Un ilustre médico regiomontano me decía que la figura del oso debería estar en el escudo de Nuevo León pues es uno de los animales más representativos de nuestra entidad.. Recordé que la bandera del estado de California posee un oso. En estos tiempos se han visto muchos de ellos, específicamente en municipios montañosos que tienen reserva territorial correspondiente al Parque Nacional Cumbres de Monterrey. Señala el ecologista Luis Esparza que los osos se atreven a bajar a las zonas urbanas  cuando buscan nuevo territorio o alimento como uvas silvestres, tejocotes, madroños y chapotes. La población se ha reproducido exponencialmente, la invasión del hombre y el cambio de uso del suelo de sus hábitats son la causa de que los veamos más seguido. Lo cierto es que también se ven a las hembras con sus crías en los patios, casas, escuelas y parques de varios municipios de Nuevo León. Hace un par de semanas se apareció éste oso por el rumbo de la calle Galeana y Librado García haciendo de las suyas en el sector y en ésta semana que pasó, de nueva cuenta otro de ellos se paseó por Santa Catarina. 

sábado, 24 de mayo de 2014

La M de Monterrey

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


En esa sección de la Sierra Madre conocida como la M, sobresale el “Copete de las Aguilas” a dos mil 236 metros sobre el nivel del mar, la emblemática “M” a dos mil 30 metros y la Ventana a mil 900 metros. La Mesa de Chipinque está a mil 525 metros sobre el nivel del mar. Desde la entrada hasta la meseta, hay siete kilómetros de camino sinuoso pavimentado. La diversidad biológica en esta zona de la Sierra Madre es muy rica. Existen bosques templados subhúmedos y matorral submontano. Los tipos de vegetación más importantes en la parte alta son el bosque de pino y el de encino, con pino colorado y el blanco, y los encinos asta, roble, memelito, molino duraznillo y blanco, en asociación con atractivas especies como el duraznillo, el aguacatillo, el madroño, el cerezo negro, y el nogal encarcelado.  Desde Chipinque se puede ver toda la zona metropolitana de Nuevo León. Un bosque dentro de la ciudad, patrimonio de todos los nuevoleoneses.

viernes, 23 de mayo de 2014

El único parque con políticas de conservación en NL

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Siendo presidente de la república Ernesto Zedillo, se redimensionó las zonas dentro del parque quedando el cerro de la Silla, la zona cercana a Chipinque y unos cientos de hectáreas dentro de la Sierra Madre de Santa Catarina, Santiago y Villa de García.  Mediante decreto oficial de 1992, Chipinque quedó como parque ecológico con una vocación específica para la recreación y la conservación. Se formalizó un patronato integrado por el gobierno del estado de Nuevo León y la iniciativa privada, representada por siete de las más importantes corporaciones del país. El área total es de mil 625 hectáreas, de las cuales sólo 300 se hayan abiertas al público; aproximadamente 700 están destinadas para uso medio y las restantes a la protección y conservación. La misión del parque es proteger la flora y fauna silvestres, y garantizar la conservación de los recursos naturales por medio de procesos adecuados que promuevan una cultura de respeto y aprecio por los aspectos físicos y naturales. 

jueves, 22 de mayo de 2014

El parque ecológico Chipinque

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


En agosto de 1989, siendo gobernador del estado, el Lic. Jorge Treviño Martínez, se aprobó la expropiación de dos mil 300 hectáreas del Parque Ecológico Chipinque, ubicado dentro del Parque Nacional Cumbres de Monterrey. Esta parte de la montaña se convirtió en patrimonio de Nuevo León, ubicada en los terrenos localizados en el municipio de San Pedro Garza García. Debido a presiones de inversionistas y desarrolladores inmobiliarios, el parque nacional acortó su jurisdicción territorial, pues casi toda la zona metropolitana de Nuevo León estaba dentro de la declaratoria oficial del parque Cumbres de Monterrey. Recientemente las familias que se quedaron con la mayoría de los terrenos,  recuperaron el control de algunos sitios importantes de Chipinque.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Monterrey de las montañas y la zona federal protegida

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


En 1939 toda la Sierra Madre y sus porciones montañosas situadas en los municipios circunvecinos de Monterrey como García, Santa Catarina, San Pedro Garza García, Guadalupe, Santiago y Allende fueron declaradas como patrimonio del Parque Nacional Cumbres de Monterrey, el cual abarca la sierra de la Silla, todas las montañas y los valles correspondientes a la sierra de Santa Catarina conocida erróneamente como de la Huaste...ca , el cañón y el Valle del Huajuco, el Fraile y Chipinque. Por cierto, en septiembre de 1976, siendo alcalde el ingeniero Enrique García Leal, el cabildo de Garza García dispuso cambiarle el nombre al camino a Chipinque, para llamarlo Manuel Gómez Morín en honor al ilustre abogado quien fuera rector de la UNAM, director del Banco de México y fundador del Partido Acción Nacional en 1939. 

Chipinque, Olinalá, la sierra de Anáhuac y Juan Andrew Almazán

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Cuando el general Juan Andrew Almazán fue jefe de operaciones militares en Nuevo León, compró parte de una extensión de tierras a la familia Siller en 1936: le puso sierra de Anáhuac a toda la montaña y mandó hacer una colonia veraniega llamada Olinalá en honor al pueblo en el cual nació en el estado de Guerrero. Dispuso la construcción de un camino rumbo a Chipinque, el cual incluía un puente que pasaba por el río Santa Catarina cerca de San Jerónimo. Este subía por la Loma Larga, por donde ahora está la escultura de la Diana y bajaba para adentrarse a las labores de la llamada Décima. Los trabajos de construcción estuvieron dirigidos por el también general Rodolfo Herrero. Estas obras propiciaron un eje vial del cual partía una avenida llamada Libertad hacia el norte, hoy Gonzalitos; al este la calle Hidalgo, al oeste San Jerónimo y al sur la carretera a Chipinque, inauguradas el sábado 7 de septiembre de 1935, comprendiendo el puente y la carretera a Chipinque. Ya con un acceso seguro y formal, el paraje se hizo famoso por su importancia y belleza. Se construyó un magnífico edificio que sirvió como restaurante el cual cerraron a fines de 1936 por incosteable, pero el lugar pronto se convirtió en un atractivo turístico, pues el entorno montañoso comprendía un bosque cercano a la ciudad de Monterrey, con todas las ventajas climáticas en contra de los fuertes calorones que se sienten en la región. 

martes, 20 de mayo de 2014

Del paraje del Pelotazo a Chipinque

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

El territorio perteneciente al actual municipio de San Pedro Garza García, tiene su origen en una merced de tierras otorgada por Diego de Montemayor a favor de Diego Rodríguez, las cuales abarcaban un sitio de ganado mayor, uno de ganado menor y ocho caballerías de tierra en el paraje Los Nogales. En 1624 pasan a formar parte del matrimonio entre la hija de Diego Rodríguez y Sebastiana Teviño llamada Mónica, quien se casó con Miguel de Montemayor. Estas tierras se acrecentaron por el rumbo del valle del Huajuco en donde los Rodríguez de Montemayor formaron haciendas y familias. Por la calidad de la tierra y las aguas, la hacienda de los Nogales seguramente fue de las mejores de todo el reino. Estuvo  al cuidado del valle de San Pedro y luego perteneciente a la municipalidad de Garza García. Los terrenos en donde actualmente está Chipinque pertenecieron a Rafael García Garza. Su hijo Antonio García a nombre de la familia, vendió a Prisciliano Siller el 15 de enero de 1877, todos los terrenos que les pertenecían situados en la Sierra Madre. En un plano de 1906 aparece un lugar en la montaña perteneciente a la familia Siller llamándole Chipinque, dentro de la Comunidad de Accionistas de la antigua hacienda de San Pedro. Para José Flor Navarro fueron  unos excursionistas del Círculo Mercantil Mutualista de Monterrey quienes le pusieron el nombre de Chipinque en 1918 y cuyo nombre conviene recordar: Pedro Tijerina y Julián Cisneros. Anteriormente a la meseta se le conocía como la Mesa del Pelotazo, en alusión al tiro de arcabuz. 

lunes, 19 de mayo de 2014

Chipinque, Nuevo León

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina



Para algunos estudiosos, el nombre de Chipinque se refiere a un cacique indígena que asolaba la región del valle de las Salinas durante el siglo XVII. Para otros, la palabra está relacionada con el vocablo de origen náhuatl "chichipinqui" cuyo significado se traduce como llovizna o lluvia pequeña. Por eso cuando no arrecia la lluvia, decimos “está el puro chipi chipi”, la famosa lluvia moja tontos por no decir la otra palabra tan generalizada. Hay dos chipinques en Nuevo León: la cabecera  de El Carmen, municipio situado en el antiguo valle de las Salinas y el paraje de la meseta al pie de la formación rocosa conocida como la M en la Sierra Madre Oriental o también llamada sierra de Anáhuac perteneciente a San Pedro Garza García. El primer Chipinque fue establecido poco antes de 1626, cuando Bernabé de las Casas otorgó como dote a su hija María de las Casas, unas tierras situadas en el valle de las Salinas llamadas el puesto de El Chipinque. Por mercedes reconocidas, estas pertenecieron a María y a su esposo Juan Alonso Lobo Guerrero. Esta fue una de las haciendas más antiguas en la cual beneficiaban metales y se labraba la tierra gracias a la abundancia del agua. Al morir éstos, vendieron las tierras a sus tíos Diego de Villarreal y Beatriz de las Casas. Al constituirse la municipalidad de Abasolo el 5 de abril de 1827, El Chipinque pasó a formar parte de su jurisdicción. Pero el 5 de febrero de 1852 se separó para formar un nuevo   municipio al que llamaron El Carmen. 

domingo, 18 de mayo de 2014

Rumbo al cerro de El Diente

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


De acuerdo a un informe de 1889, el entonces gobernador del Estado el general y licenciado Lázaro Garza Ayala hace saber de la existencia de 83 en Nuevo León, de las cuales 19 se hallaban enclavadas en las montañas de Santa Catarina y Monterrey. Precisamente en los límites al sureste de ambas municipalidades floreció un pueblo minero al que llamaron de San Pedro y San Pablo. Era tanta la producción de plata, fierro y plomo que tenía su propia línea de ferrocarril que lo comunicaba con la cabecera municipal de Monterrey. Su dueño hasta 1898 fue don Agustín Maiz quien además era el propietario de Sombreros de Monterrey y cuyo ingeniero de minas se llamaba Jorge Cotera. En éste sitio don Alfonso Reyes pasó su infancia: hizo amistades imborrables, a perseguir ratas, a montar a caballo y acudió a misa los domingos. Con un clima distinto que a decir del Regiomontano Universal: “El viento arrebataba las sombrillas y los mantos de las mujeres; deshacía, travieso, sus peinados. Nos robaba lo que podía. Zumbaba y aullaba de noche, golpeaba a las puertas, quería entrar. Cimbrábase la casa, atada con cables de acero y nuestros visitantes de la ciudad se echaban a cuatro manos, haciéndonos reír a los niños. En viento era una presencia casi animal”. El mineral pasó a la compañía Metalúrgica Mexicana y finalmente desapareció. Por ahí se puede acceder al cañón de la Mielera en Santa Catarina y éste gran risco que da nombre al cañón de Cerro del Diente aun se puede ver desde la carretera nacional. 

sábado, 17 de mayo de 2014

Monterrey de las Montañas

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Si alguien quiso, amó, respetó y honró a las montañas que rodean a Monterrey, fue don Alfonso Reyes. Comparó al cerro de la Silla con el dios Atlas y luego lo relacionó con la figura paterna. Ya sea en el Romance de Monterrey, en El Sol de Monterrey, en sus versos, recuerdos y reseñas aparecidas en el Correo de Monterrey. Nadie le ha cantado a Monterrey como Alfonso Reyes y nuestras montañas ahora amenazadas por el crecimiento urbano desmedido y las intenciones de dañarlas para construir colonias, fraccionamientos y avenidas sobre ellas. Por eso a 125 años de su nacimiento, que ¡Viva Monterrey de las Montañas! y ¡Arriba Alfonso de Monterrey! 

El mineral de San Pedro y San Pablo

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina
Allá por donde se extiende el cañón de la Mielera rumbo al Este. Ahí donde el territorio montañoso de Santa Catarina se une al cañón del Huajuco y en donde prevalece el riesgo de formar zonas urbanas y habitables, Monterrey contaba con uno de minerales más productivos y famosos en Nuevo León. Tan famoso que hasta Porfirio Díaz lo visitó en diciembre de 1898. Ahí donde un bosque propiamente rodea las montañas y éstas ensoñerean el paisaje. Ya es una zona particular y difícilmente se puede acceder a éste pueblo cuya fiesta se daba en la víspera de cada 28 de junio y previo a su santo día del 29 de junio,  honraba al martirio de San Pedro y San Pablo.

viernes, 16 de mayo de 2014

Romance de Monterrey

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


La familia de don Bernardo Reyes nunca se acostumbró a los calorones y a las resolanas que se sienten en Monterrey a partir de mayo. Incluso una vez escribió don Alfonso Reyes respecto al Sol de Monterrey: “No cabe duda que de niño a  mí me seguía el Sol como perrito faldero, en mi vida todo era resolana”. Por eso los Reyes Ochoa pasaban sus vacaciones en la casa del Cerro del Mirador, en la sierra Madre de Santa Catarina, en La Fama y en Galeana, Nuevo León. El mismo lo describe: “Había que pasar fuera de Monterrey los calurosos estíos. Yo disfruté de vacaciones veraniegas sucesivamente en La Fama (Cañón de Santa Catarina que allá nunca dicen Catalina) casa de un señor Santiago Andrews, uno de mis más antiguos recuerdos; después por las cumbres de la Sierra Madre, en el mineral de San Pedro y San Pablo”. Siendo gobernador de Nuevo León don Bernardo Reyes, (papá de Alfonso) siempre se quejó de las altas temperaturas que se sienten en Monterrey. Incluso trasladó a su familia con rumbo a Galeana en el verano de 1909. Mientras buena parte de Nuevo León quedaba inundado por las torrenciales lluvias en el mes de agosto de 1909, el gobernador se hallaba fuera de la capital y debió acudir a lomo de caballo desde Galeana hasta Monterrey. Para algunos historiadores, eso le costó no ser considerado para la candidatura a la vicepresidencia de la república en 1910. 

Alfonso de Monterrey

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

Un 17 de mayo de 1889 nació en la ciudad de Monterrey Alfonso Reyes, hijo del entonces gobernador y comandante militar de Nuevo León el general Bernardo Reyes y de la señora Aurelia Ochoa. Una familia procedente de Jalisco que arribó a Nuevo León para pacificar a nuestra entidad envuelta en pugnas políticas confrontadas por Lázaro Garza Ayala y Genaro Garza García. Alfonso estudió en Monterrey en el colegio civil y luego acudió a la ciudad de México en donde se graduó como abogado. Es considerado uno de los mejores escritores mexicanos del siglo XX, incursionando en todos los géneros literarios. También fue diplomático, maestro y fundador de instituciones como El Colegio de México y el Colegio Nacional. Gracias a don Alfonso fue posible la apertura de la universidad de Nuevo León en 1933. Ya no regresó a su solar nativo, pero siempre llevó a Monterrey y a sus montañas en cifra, abstracción y en el corazón. Su biblioteca está en Ciudad Universitaria de la UANL a la que llamó sabiamente Capilla Alfonsina. Muchas calles y avenidas, bustos y monumentos nos recuerdan al poeta que tanto quiso y le cantó a Monterrey. 

jueves, 15 de mayo de 2014

De Sabinas a la Fama

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de la Ciudad de Santa Catarina

Ramiro Montemayor Martínez nació en 1926 en Sabinas Hidalgo. Hijo del historiador y formador de generaciones don Francisco Montemayor y Ernestina Martínez Gómez. Estudió en la escuela normal Miguel F. Martínez y se dedicó a la docencia mientras estudiaba medicina en la entonces Universidad de Nuevo León. Poco antes de graduarse debió hacer servicio social en La Fama en 1952. Ya no se fue, en 1954 formó una familia con su esposa la maestra Beatriz Flores. Pronto se dedicó a la docencia en la facultad de medicina en donde impartió las cátedras de anatomía y neuroanatomía. Fue maestro y médico. En 1972 fue nombrado director de la escuela Normal Superior del Estado de Nuevo León y en 1975 de la facultad de Psicología de la UANL. En 1988 alcanzó el doctorado en medicina, en 1996 fue nombrado maestro emérito de la UANL y recibió tres preseas: la medalla Nuevo León al mérito cívico, la medalla Gonzalitos de parte de su alma mater y la del capitán Lucas García al mérito cívico, reconocimiento que el municipio de Santa Catarina entrega a sus más destacados hijos. Y además tenía un consultorio en La Fama en donde pronto se hizo de buen prestigio.  Su curso de anatomía era considerado el filtro para continuar o truncar los estudios de medicina. He sabido de personas quienes se quejan de que no fueron médicos pues reprobaron el curso del doctor Ramiro, como de aquellos que si se graduaron y llevan en su haber, el orgullo de haberlo tenido como formador y maestro. De carácter fuerte, pero afable, servicial, sincero, honesto, generoso, franco y sin dobleces, sensible, estricto y exigente. El maestro y médico Ramiro Montemayor falleció el 11 de noviembre de 2012. Como un ilustre ciudadano y hombre de bien que fue y es, estoy seguro que sus obras, testimonios y legados hablarán por siempre. 

miércoles, 14 de mayo de 2014

El maestro de La Fama

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

El maestro Efraín Díaz de la Garza es uno de los maestros más representativos en nuestro municipio. El nació el 19 de agosto de 1888 en La Fama, hijo de otro maestro cuyo nombre debemos reconocer: don Justo Díaz Abrego.  Estudió en la escuela de la Fama y en el Seminario de Monterrey. Abandonó los estudios eclesiásticos para ingresar al Colegio Civil y cursó hasta el tercer año de ingeniería civil. Vivió en los Estados Unidos en donde aprendió inglés, dibujo y pintura y sirvió como intérprete en el hospital de San Antonio, Texas. Participó en la defensa de los derechos de los trabajadores mexicanos. De 1925 a 1927 estuvo en la instalación de la maquinaria de los molinos Jesús María en Garza García. Por un accidente ya no pudo realizar trabajos físicos y se dedicó a impartir clases. Por lo mismo presentó el examen respectivo y fue nombrado director de la escuela Benito Juárez de la Fama. En 1928 fue presidente de la junta de mejoras de la Fama que promovió la construcción del cementerio. También fundó la logia masónica en la cual llegó a ser “Venerable Maestro”. En 1930 empezó los trabajos para reconstruir el local de la escuela. En 1942 asistió al curso de capacitación del departamento de guerra de la escuela de protección civil en el College Station de San Antonio, Texas. Luego fue nombrado instructor de defensa civil para La Fama y Santa Catarina. En 1945 debió retirarse de la docencia debido al descontento de los padres de familia por considerarle muy estricto.  Se dedicó a la carpintería y la mecánica. Murió en la Fama el 28 de febrero de 1953.

A la maestra con cariño

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

Si Nuevo León tiene sus beneméritos en la educación, bien se pueden considerar a Efraín Díaz de la Garza, Ramiro Montemayor, Esperanza Mena, Paulita Ayala entre otros distinguidos docentes como beneméritos de la educación en Santa Catarina. La maestra Esperanza Mena Rodríguez nació en Santa Catarina el 25 de octubre de 1910. Hija de Ponciano Mena y de Trinidad Rodríguez Flores. Nieta de Luciano Mena quien fuera alcalde en 1913 y sobrina de Ausencio y Fortunato Rodríguez, también ex alcaldes. Ella estudió la primaria en la escuela Serafín Peña y en el Colegio la Paz de Monterrey para luego ingresar a los 12 años a la benemérita escuela Normal del Estado. Una vez graduada como profesora de instrucción primaria, trabajó en Allende, N.L. y en el colegio Cantú Treviño de La Leona, para luego pasar a la escuela Ignacio Zaragoza de Santa Catarina que se convirtió en la Escuela Superior Mixta ACCO en 1951, de la cual llegó a ser su directora hasta 1955. Es autora de una monografía inédita sobre la historia municipal que hizo junto con el Dr. Eduardo Aguirre Pequeño. Murió en Santa Catarina el 16 de mayo de 1988. Un jardín de niños de la Colonia Protexa lleva su nombre.  

martes, 13 de mayo de 2014

Sobre el día del Maestro (3)

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Un 24 de abril de 1918, el entonces director general de Instrucción Primaria profesor Emeterio Lozano, envió al Congreso de Nuevo León un oficio  en la cual solicitaba un día para festejar a los maestros. Fue cuando la Comisión de Instrucción Pública integrada por Santiago Roel Melo, Alberto Chapa y Gregorio Morales Sánchez, declaró secundar el decreto del Congreso General y reconocer a los maestros de Nuevo León el 15 de mayo. Uno de los promotores para establecer un día dedicado a los maestros, fue el profesor Jonás García quién nació en Santa Rosa, Apodaca en 1872 y falleció en Monterrey en 1960. Además de ser diputado en el Congreso Constituyente de la Unión, ejerció el magisterio en Sabinas Hidalgo, Lampazos y Monterrey, en Saltillo, Coahuila y en San Antonio, Texas. En Nuevo León llegó a ser el director de Educación, así como en el estado de Tamaulipas. Por la calidad de sus escuelas formadoras de docentes y de sus maestros, se habla de una “Escuela Nuevoleonesa de la Educación” cuyos pilares son nuestros beneméritos Miguel F. Martínez, Plinio Ordóñez, Pablo Livas, Serafín Peña, Humberto Ramos Lozano entre otros. 

lunes, 12 de mayo de 2014

Sobre el día del Maestro (2)

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

La importancia del maestro como formador y agente del cambio social ha sido reconocida en México desde 1917, cuando en el Congreso Constituyente dos diputados, uno por Nuevo León y otro por Coahuila; el maestro Jonás García originario de Santa Rosa de Apodaca y el Dr. Enrique Viesca Lobatón  de Parras de la Fuente, presentaron la propuesta ante el Congreso de la Unión para que fuera instituido el Día del Maestro fijando la fecha del día 15 de mayo.  La iniciativa fue aprobada el 27 de septiembre y en la sesión correspondiente del 20 de octubre de 1917, se presentó el proyecto a los diputados que integraban el Congreso de la Unión. Después de leerse la iniciativa, el diputado Eduardo Hay no aceptó esa fecha, pues argumentó que regularmente caería entre semana y se interrumpirían las clases para irse de fiesta o a una comida. Por lo tanto propuso el festejo para el primer domingo de mayo, pero solo seis diputados de los 134 que integraban aquella legislatura lo apoyaron. Luego pasó al senado en donde se aprobó por unanimidad.  En consecuencia el entonces presidente de la República don Venustiano Carranza Garza, emitió el decreto respectivo el 23 de noviembre de 1917. La primera conmemoración del Día del Maestro en México fue el 15 de Mayo de 1918. 

domingo, 11 de mayo de 2014

Sobre el día del Maestro (1)

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina


Se acerca el día del Maestro. Para referirnos a los maestros hay muchas formas: les decimos profesores, docentes, maestros o mentores. La palabra profesor tiene que ver con el verbo profesar. El prefijo “pro” nos indica una acción decidida y además de que las cosas se hacen públicas. La otra raíz etimológica de profesor viene de “fateri” que en latín significa hablar, declarar, confesar, reconocer o demandar. En sí, el profesor es el que habla en público. Pero también profesor tiene algo que ver con el profeta, los hombres de Dios que hablaban en su nombre y tenían la facultad de anunciar y denunciar. Mientras que el docente viene del latín “docens”, es quien enseña. De ahí que se diga que el maestro es el docente y el alumno es el discente o sea quien es enseñado. Y ese concepto tiene que ver con la palabra disciplina. Maestro viene de “magistrare” algo noble que denota grandeza y que a su vez está relacionado con la palabra madre. En latín lo contrario a “magistrare” era “ministrare” que literalmente significa servir. Por su parte, Méntor era el nombre del profesor que Ulises confió la educación de su hijo Telémaco. Hoy en día, en las escuelas que ofrecen una educación bilingüe les llaman mister, miss o teacher. Lo cierto es que uno no es maestro si no tiene alumnos. 

¿Y cómo se hacían las obras públicas?

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina

La carretera Monterrey- Saltillo tardó diez años en construirse. Bueno, se hizo en tiempos y en tramos. No había presupuesto ni poderosas secretarías y constructoras que también ahora se tardan cerca de un año para levantar un puente. Ni legisladores que bajaran recursos federales para promocionar su imagen. El alcalde, los miembros del cabildo y los ciudadanos debían entrarle al trabajo rudo. Tiempos en los que la solidaridad y la subsidiariedad estaban al servicio del bien común. A las 5 de la mañana del domingo 28 de julio de 1925, miembros de la colonia palestina radicada en Monterrey encabezados por Juan Canavati acudieron para apoyar los trabajos del tramo correspondiente a la cabecera municipal de Santa Catarina. Estuvieron trabajando todo el día en compañía de ilustres santacatarinenses que debieron colaborar en la obra con picos y palas. En la foto están ex alcaldes como Julián Ayala Luna y Eulalio Guerra y comerciantes como Serapio Martínez e Inés Guerra. Los de la colonia palestina junto con su cuadrilla de 30 hombres avanzaron 180 metros y la gente de Santa Catarina otro tanto. Solo descansaron para comer lonche y tomarse una rica cerveza que ameritaba el esfuerzo. Lo mejor vino después, porque los días siguientes Rafael Pozas gerente de la fábrica dio permiso para que cerca de 100 obreros de La Fama se sumaron durante ocho días a los trabajos y en consecuencia los palestinos-libaneses se quedaron una semana para hacer la obra que le tocaba a Santa Catarina.  Y el gerente de La Fama puso la comida en esos días y les pagó su sueldo a sus operarios textiles. ¡Cuánto han cambiado las cosas!

sábado, 10 de mayo de 2014

La carretera Monterrey-Saltillo

Antonio Guerrero Aguilar/ Cronista de Santa Catarina



El 5 de mayo de 1935 fue inaugurada la carretera Monterrey-Saltillo. El entonces alcalde de Santa Catarina don Félix Rodríguez Góngora, pidió a los dueños de solares y terrenos que arreglaran y pintaran las fachadas y bardas que estaban sobre la carretera, ahora llamada avenida Manuel Ordóñez.  Por ahí pasó la comitiva encabezada por el gobernador del estado el Lic. Pablo Quiroga Treviño, quien acudió hasta los límites con el estado de Coahuila en Paso de Guadalupe perteneciente a García, para inaugurar la carretera junto con el gobernador de Coahuila el Dr. Jesús Valdés Sánchez. Fueron muchos años que les llevó la construcción de tan importante vía de comunicación. A partir de ese día el recorrido se podía hacer en menos de dos horas, después de tanto tiempo cuando los arrieros y carretas lo hacían de uno o dos días dependiendo de la calidad del camino. Todo el tránsito vehicular, de pasajeros y de carga pasaba por Santa Catarina. Fue cuando don Gabino Medrano se hizo famoso por vender los riquísimos productos lácteos a los que llamaban “La Lactina”.

viernes, 9 de mayo de 2014

El día de las Madres (2)

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina


En México el día de las Madres fue introducida por Rafael Alducín un 10 de mayo de 1922, con el apoyo del periódico Excelsior. A partir de entonces para los mexicanos ésta fecha no pasa desapercibida: poco antes del 10 de mayo comienzan los promocionales del Día de las Madres, se compran regalos en su honor, se ponen de acuerdo para festejarla como Dios manda y se les lleva serenata, aunque paradójicamente ese día, es el día en que más trabajo tienen, porque deben atender a hijos, nietos y familiares políticos. En la década de 1960, algunas tiendas departamentales de Monterrey comenzaron los promocionales en honor al día de las Madres. Hacían convocatorias de pensamientos, poesías y frases alusivas ofreciendo enseres y muebles para el hogar. Mientras los tríos, rondallas, mariachis, coros y grupos de guitarristas y conjuntos se apresuraban a llevar serenatas a las madres. Propiamente en ese día no se dormía por tanto movimiento que se veía al filo de la media noche y las madrugadas. Ciertamente las canciones más famosas eran las de Denisse de Kalafe y la compuesta por Osvaldo Farrés que dice: “Madrecita del Alma querida, en mi pecho yo llevo una flor, no me importa el color que ella tenga, porque al fin eres Madre una flor”. También podemos recitarles a nuestras madres un bellísimo poema de Gabriela Mistral:
“Madre, madre, tú me besas
Pero yo te beso más,
Como el agua en los cristales,
Caen mis besos en tu faz.

Te he besado tanto, tanto
qué de mi cubierta estás
y el enjambre de mis besos
No te deja ni mirar

Si la abeja entra al lirio
No se siente su aletear,
Cuando tú a tu hijo escondes,
No se le oye ni el respirar

Yo te miro, yo te miro,
Sin cansarme de mirar
Y que niño lindo veo
A tus ojos asomar

El estanque copia todo,
Lo que tú mirando estás
Pero tú en los ojos copias
A tu niño y nada más.

Los ojitos que me diste,
Yo los tengo que gastar,
En seguirte por los valles,
Por el cielo y por el mar.

jueves, 8 de mayo de 2014

El día de las Madres (1)

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina


Cada  10 de mayo el mexicano festeja, recuerda, conmemora y da muestras de cariño y júbilo a las madres. El día de las Madres comenzó en los Estados Unidos cuando Ana Jarvis, originaria de Filadelfia, preocupada por que a las madres no se les reconocía su importancia social y familiar, sobre todo por los propios hijos que casados gradualmente abandonaban la casa materna. Ana estudió para maestra en una escuela de Virginia. Su madre había fallecido el 9 de mayo de 1905 y dos años después reunió a un grupo de amigos para proponer una fecha dedicada a las madres. Iniciaron una campaña con folletos y artículos en periódicos comunitarios y así lograr que las autoridades adoptaran una fecha oficial para reconocer a las madres. El 10 de mayo de 1908, en la escuela metodista de Andrews de Grafton de Virginia occidental, se ofreció la primera ceremonia en honor a las madres. En total fueron 407 mamás que recibieron de las manos de Ana un clavel rojo, la flor preferida de su mamá. Desde entonces, el clavel rojo es la flor representativa del día de las Madres. En 1910 la mayoría de los estados de la unión americana tenían un día dedicado a las madres. Para 1914 el entonces presidente de los Estados Unidos Woodrow Wilson, firmó una petición para  declarar el 10 de mayo como el Día Oficial dedicado a las Madres en los Estados Unidos. 

La traza urbana de Santa Catarina

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista sin nombramiento oficial de Santa Catarina


Son 170 años de la traza urbana de Santa Catarina.  Desde 1821 iniciaron el trazo y la delineación de las calles conformando los solares de los habitantes. Para tal efecto se propuso trazar la cabecera desde la acequia del Molino al oriente hasta la Loma Pelona al poniente. Entre los dos lugares y en medio de la población una calle principal que más o menos correspondería en la actualidad a la calle de Corregidora. Lamentablemente no se hizo el proyecto pues algunos vecinos se opusieron. No aceptaban la apertura de las calles para no perder porciones de sus terrenos. Aunque se delinearon algunas calles no llegaron a un acuerdo definitivo. Imagínense a Santa Catarina sin orden alguno. Un casa por aquí, dos jacales por allá y los terrenos agrestes. El problema llegó hasta el gobierno del estado y éste dispuso la indemnización a los afectados. Pero tampoco éstas medidas agradaron a los inconformes. El 8 de mayo de 1844 una comisión formada por los vecinos Juan de Luna, Norberto Ordóñez y Julio Morales, presentaron un proyecto el cual fue aprobado por todos. Evaluaron los solares, establecieron las condiciones de vecindad y se prohibió la extracción de madera, destinándose su uso exclusivo para la edificación de las casas  del pueblo y se repartieron los solares que tenían un valor fluctuante entre 3 y 8 pesos. Se trazaron 72 manzanas. Dos fueron destinadas para la iglesia y el cementerio y otra para la plaza, cuatro calles de oriente a poniente llamadas “Calle Primera”, “Calle Segunda”, “Calle Tercera”, “Calle Cuarta” correspondientes a las actuales Hidalgo, Zaragoza, Colón y Constitución con 17 callejones de norte a sur. Gradualmente les pusieron nombre a las calles de la cabecera municipal de Santa Catarina, que hoy cumple 170 años. Desde la calle Culebra hasta la calle Vidaurri. Y el cronista oficial, bien gracias. 

miércoles, 7 de mayo de 2014

A 190 años de ser de Nuevo León (3)

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina

En 1787 Saltillo y Parras se incorporaron a Coahuila. Comienza la rivalidad entre la tradicional capital de Coahuila, la Villa de Santiago de la Monclova con la Villa de Santiago de Saltillo, pues tenía los suficientes méritos como para convertirse en la capital de la provincia. Cuando México se proclamó república en 1824, en el Congreso General Constituyente había dos fracciones encabezadas, una por Miguel Ramos Arizpe que pugnaba para que México se convirtiera en un sistema federal y la de fray Servando Teresa de Mier y Noriega que buscaba un sistema federalista moderado. El primer congreso constituyente quería que las Provincias Internas de Oriente se convirtieran en un estado. Con ello se aseguraba la continuidad política y administrativa regional. Lo llamarían el Estado Interno de Oriente. De nueva cuenta la rivalidad entre Ramos Arizpe y el padre Mier discutieron; el primero quería a Saltillo como capital mientras Mier quería a Monterrey. Se hizo evidente el deseo autonomista de cada una de las regiones.  Ramos Arizpe ya había logrado que la comandancia militar de las Provincias Internas de Oriente se trasladara a Saltillo. Tamaulipas no aceptó ser parte de la proyectada entidad y se quedaron Coahuila, Texas y Nuevo León. Precisamente el Nuevo Santander rompió con esa balanza: mientras Saltillo y Monterrey movían sus influencias para determinar cuál de las dos sería la sede de la nueva entidad, en Tamaulipas mantenían cierto control político dentro de su territorio. Contaban con una diputación provincial desde 1822, pues tenían buenas relaciones con Iturbide y ya para 1823, dicho congreso se constituyó en Junta Suprema de Gobierno. El Congreso Constituyente de la Nación, culminó a fines de enero de 1824 la redacción del Acta Constitutiva de la Federación que fue firmada por las nuevas entidades federativas, entre las cuales ya figuraba el estado de Tamaulipas. El 7 de mayo de 1824 Nuevo León no aceptó formar parte del proyecto del Estado Interno de Oriente y así surgió como Estado Libre y Soberano y Texas quedó con Coahuila como un Estado.

martes, 6 de mayo de 2014

A 190 años de ser de Nuevo León (2)

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina

El septentrión novohispano estuvo conformado en la época colonial por las provincias o reinos de Sonora, Sinaloa, las Californias, la Nueva Vizcaya que abarcaba Durango, Chihuahua y Nuevo México y la parte norte del actual estado de Zacatecas y todo la parte sur de Coahuila correspondientes a Saltillo y Parras. La provincia de Coahuila comprendía desde el centro del estado hasta el río Medina al norte, una porción de Texas que llegaba hasta los límites con la Louisiana, el Nuevo Reino de León y el Nuevo Santander cuyos límites se extendían hasta el río Nueces al norte. Todas ellas dependían en lo administrativo a la capital del virreinato, en lo jurídico a la Real Audiencia de Guadalajara y en lo religioso a la Diócesis de Guadalajara. Ante la imposibilidad de atender adecuadamente a todas las provincias del norte de la Nueva España, en 1776 se creó un sistema administrativo que llamaron  “Provincias Internas”  dejando a Arizpe en Sonora como su capital. Tal medida no fue aceptada por el resto de los territorios, pues alegaron su lejanía con respecto a otros puntos, lo cual dio lugar a que se crearan dos provincias en 1787;  las de Oriente y las de Occidente. Como en ese tiempo se formó el sistema de intendencias, las Provincias Internas de Oriente (Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Texas) quedaron sujetas a la Intendencia de San Luis Potosí. 

A 190 años de ser de Nuevo León (1)

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina

El 7 de mayo de 1824, quedó formalmente establecido el estado libre y soberano de Nuevo León, como parte federativa de los Estados Unidos Mexicanos.  Hace 190 años de ello, por eso conviene hacer un recuento histórico en torno al origen y significado del estado del cual somos y en el cual vivimos. El nombre de nuestro estado es Nuevo León. Este procede del nombre original del Nuevo Reino de León que Luis Carvajal y de la Cueva logró a través de las capitulaciones otorgadas por el Rey Felipe II el 31 de mayo de 1579.  La nueva provincia o reino de la Nueva España, recibió su nombre en honor a la provincia española de León, antigua colonia militar que los romanos llamaron Legio Septima Gemina, una de las tres legiones que protegían el norte de la península ibérica. En la edad media el nombre se acortó en Legión que luego quedó en León. De esa manera, el león quedó como símbolo del reino, mismo que aparece también como uno de los símbolos de Castilla. El nombre también hace referencia totémica a las cualidades del león: fuerte, atrevido, rey de los animales. Y para recordar ese origen, en el escudo oficial de Nuevo León aparece precisamente el león rampante y coronado, majestuoso dispuesto a la lucha y a la defensa. 

lunes, 5 de mayo de 2014

A 150 años de la plaza Zaragoza

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina


El 5 de mayo de 1864, el honorable cabildo de la Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey, contando con la presencia del gobernador y del presidente de la República, el Lic. Benito Juárez, acudieron a la plaza de armas para llamarle Plaza de Zaragoza en honor al insigne militar y prohombre del noreste y de Texas, el indiscutible héroe de la Batalla del 5 de Mayo en el famoso sitio de Puebla. Hace 150 años que de nueva cuenta fueron borrados para restarle importancia a un acontecimiento ligado al corazón de Monterrey y de Nuevo León. Parece ser que la memoria, la identidad y la cultura regional no importan en la capital y ciudad del conocimiento, una metrópoli que se siente orgullosa de todo, sus equipos deportivos y atractivos turísticos, menos de su historia. ¡Feliz cumpleaños a la Plaza Zaragoza de Monterrey!

Cosas sobre el 5 de Mayo (2)

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina

El general y licenciado Lázaro Garza Ayala fue secretario particular del general Ignacio Zaragoza. A él le tocó redactar la parte oficial iniciando con la memorable frase: “las armas nacionales se han cubierto de gloria”. Nació en San Pedro, hoy Garza García un 17 de diciembre de 1830. Sus padres fueron Patricio Rodríguez y Rosalía García; pero adoptó los apellidos de su tutor, el sacerdote Antonio de la Garza Ayala quien lo protegió desde niño y le enseñó las primeras letras. Ingresó al Seminario de Monterrey, interrumpiendo sus estudios para participar en la defensa de Monterrey durante la intervención norteamericana en 1846. Como militar fue héroe de la guerra de la Reforma, de la batalla de Puebla y del triunfo de la República sobre el Imperio en 1867. Se graduó como abogado y al ser restaurada la República, Lázaro Garza Ayala se incorporó al servicio público y presidió el Tribunal Superior de Justicia. Fue gobernador interino de Nuevo León en 1869 y 1872. Cuando murió el presidente Juárez el 18 de julio de 1872, dispuso que los empleados y funcionarios públicos portaran una flor de tela negra en señal de luto. El 4 de octubre de 1887 tomó posesión como gobernador constitucional. Su administración (1887-1889) se caracterizó por el impulso que otorgó a la industria, a la educación y a las obras públicas. Promovió la exención de impuestos a la inversión y al capital a fin de estimular la industria, la agricultura y la construcción. Murió el 3 de mayo de 1913 en Monterrey. Enemigo político de Genaro Garza García quien logró que la municipalidad creada en 1882 llevara su nombre con la intención de molestar a Garza Ayala quien era originario de ese lugar. 

Cosas sobre el 5 de Mayo (1)

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina


¿Sabían ustedes que un sobrino del general Ignacio Zaragoza Seguín fue alcalde de Santa Catarina? Se llama Francisco Rodolfo Morelos Zaragoza, quien se casó con una muchacha de La Fama, tuvo algunos negocios en Santa Catarina y hasta mandó hacer una cripta para el descanso eterno de dos de sus hijas. Rodolfo Morelos Zaragoza nació en Monterrey el 31 de julio de 1858. Hijo de José María Morelos Zaragoza y de Genoveva Zaragoza Seguín. El primero, originario de Monterrey, hijo de Ygnacio Morelos Zaragoza y de Josefa Tijerina, quién se casó el 5 de febrero de 1853 en la catedral de Monterrey con Genoveva Zaragoza. Ella nació en Nacogdoches, Texas, hija de Miguel Zaragoza y María de Jesús Seguín y hermana del ilustre héroe de la batalla del 5 de Mayo en Puebla. Francisco Rodolfo fue residente en la Fama en donde se casó con Sara Steel, hija de Ezequiel B. Steel, uno de los dueños de la fábrica de hilados y tejidos de La Fama y Carlota Fuentes. Aparentemente tuvieron cinco hijos: Rogelio, Rebeca, Roberto. Hubo dos niñas,  Genoveva y Carlota, quienes murieron a temprana edad y fueron enterradas en el panteón San Juan de Santa Catarina. Fue dueño de una hacienda de fundición llamada Bocanegra además de un comercio en La Fama. También fue miembro de la Comunidad de Accionistas de Santa Catarina. Fue alcalde de Santa Catarina en 1885. Al poco tiempo la familia se trasladó a Matehuala, San Luis Potosí y Francisco Rodolfo, quien fuera sobrino del general Ignacio Zaragoza y alcalde de Santa Catarina en 1885 falleció. 


domingo, 4 de mayo de 2014

El día de la santa Cruz (4)

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina



Era todo un regocijo ver cuando la cruz salía del templo parroquial presidiendo la procesión, con matachines, cantos y rezos. Ya para abril la Cruz estaba en el atrio de la parroquia y el 3 de mayo otra vez la subían a la loma para dejarla en su pedestal de concreto.  Cuando don Manuel Frías se quedó con la loma y en ella construyó el castillo, dio las facilidades para acceder al cerro y continuara la fiesta del 3 de mayo. La cruz está hecha de madera de encino, mide poco más de dos metros de altura, con un peso aproximado de 130 kilos. Doña Meche Buentello falleció el 6 de septiembre de 2003. Aún tenemos esta fiesta en honor a la santa Cruz y todavía hay quienes recuerdan ésta maravillosa tradición que como muchas otras corren el riesgo de perderse en Santa Catarina. Es nuestro deber trasmitirla a las nuevas generaciones para que la conozcan y actualizar su sentido: somos peregrinos en ésta tierra y debemos soportar nuestra pesada carga. Y solo con la ayuda de Cristo y los demás, podemos aligerar su peso. Recordemos que el camino a la propia santificación está en el santo misterio de la Cruz. También el 3 de mayo es el día de los albañiles. Bajo el patronato de la santa Cruz, ésta tradición data de la colonia cuando se formaron los primeros gremios de constructores. En México el fervor religioso de los albañiles mantuvo la tradición. Una noche antes se prepara una cruz hecha con varillas y maderas. Se adorna con lo que se encuentre en el lugar y se coloca en el punto más alto de la obra y se le prepara un altar. El 3 de mayo solo trabajan hasta el medio día para festejar con una buena convivencia. Felicidades a todos los albañiles y a quienes creen que en el misterio de la Cruz está la redención. 

sábado, 3 de mayo de 2014

El día de la santa Cruz (3)

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina


Durante mucho tiempo, la tradición a la santa Cruz fue auspiciada por la señora Mercedes Buentello,. Ella nació en Santa Catarina el 24 de septiembre de 1914, hija de Merced Buentello y Josefa García, quienes vivían en un solar situado por la calle de Manuel Ordóñez, entre la acequia madre y la calle Hidalgo. Una ocasión don Merced Buentello preocupado por la falta de alimento para el ganado que cuidaba, esperaba junto con su esposa afuera de su casa la procesión de la santa Cruz y pidieron con respeto y fe la lluvia necesaria para calmar los males que afectaban al campo y a la vida. Y llovió tanto que de nueva cuenta los pozos y acequias se beneficiaron y en el monte todo reverdeció. Los Buentello García decidieron apoyar la devoción de la santa Cruz y cuando éstos faltaron, la hija continuó esa noble costumbre. Doña Mercedes se casó en 1946 con Efrén Gasca Maldonado con tres hijos a quienes inculcó el cariño a la fiesta y pidió que al faltar ella, la tradición del 3 de mayo continuara como un legado familiar. Una temporada vivió en Monterrey, pero se daba tiempo para organizar los preparativos de la fiesta. Apoyada en un principio por Abundia Chávez Aguilar, Cecilia López de Vázquez y Marianita Flores Chávez y por otras personas solidarias, buscando quien bajara la cruz después de la Semana Santa; la llevaban al templo en donde se quedaba algunos días y para el día 3 de mayo comenzaba la fiesta religiosa: contrataban matachines para la procesión, pintaban de verde a la cruz, rezaban el rosario, adornada con un lienzo blanco y una banda roja, con flores y de muchos devotos quienes se turnaban para cargarla hasta la loma a continuar la fiesta. Conseguían domicilios en donde hacían “paradas” en la procesión organizada como un verdadero vía crucis: desde la parroquia tomaban la calle Manuel Ordóñez, daban vuelta por la calle 10 de mayo. Otras veces subían por la calle Corregidora. También cocinaban algunos platillos para la convivencia que se hacía en la loma.