domingo, 27 de abril de 2014

¿Y qué se puede hacer con el castillo?

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina


En 1991 la señora Teresa García de Sepúlveda dispuso con la familia Frías el  rescate del castillo; para hacer de él una casa de la cultura, museo, archivo y hasta la sede del Consejo Promotor del Arte y la Cultura de Santa Catarina. Yo estuve ahí en diciembre de 1991 ofreciendo una conferencia durante su inauguración. Luego los munícipes Atanasio González Puente, Arturo Ayala y Alejandro Páez lo dejaron como academia de policía (1992-1998). Humberto González Garibaldi lo destinó para oficinas de promoción económica y turística pero al desaparecer la dependencia municipal, el inmueble quedó abandonado hasta el 2008 cuando Dionisio Herrera lo prestó para la rehabilitación de jóvenes  con algunas adicciones. Casi la totalidad de la edición del libro conmemorativo del 405 aniversario de la fundación de Santa Catarina escrito por un servidor, quedó abandonado en cajas que luego tiraron al aljibe y casi todos se echaron a perder. En el 2006 pensaron trasladar el archivo municipal y dejarlo como museo histórico, pero las condiciones de humedad y de inseguridad evitaron la apertura. A mi juicio urge su rehabilitación para fines culturales, como centro de desarrollo comunitario y sede para talleres artísticos y hasta deportivos.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario