jueves, 17 de abril de 2014

El jueves santo

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina

Semana Santa o Semana Mayor; momento para reflexionar y vivir el misterio pascual. Ser testigos de la pasión, de la muerte pero sobre todo de la resurrección. Y si el grano de trigo no muere solo quedará, pero si muere en abundancia dará un fruto eterno que no morirá. Según la leyenda un conejo quedó encerrado en la tumba de Cristo. Y cuando resucitó fue partícipe de la promesa y de cómo el Mesías venció sobre la muerte y el pecado. Por eso se representa al huevo y al conejo con la Semana Santa: son el inicio de una nueva vida que debe extenderse y reproducirse para cambiar y hacer el bien a los demás. Hoy jueves santo conmemoramos la última Cena, el lavatorio de los pies y la bendición del Pan que da la vida eterna. La Semana Santa ha cambiado; ahora es un periodo de vacaciones y se nos olvidó que era el tiempo propicio para vivir el misterio pascual. Muchos se van de compras, al cine, al balneario o a la presa en lugar de visitar a nuestros parientes y ancestros. Recorrer la plaza con los amigos y los primos.  Rezar ante al Víacrucis y acudir al templo para agradecer por la vida, la salud y la felicidad. Hoy es jueves santo y debemos prepararnos para morir y así tener vida en abundancia. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario