lunes, 28 de abril de 2014

El día del Niño (1)

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina


En México tenemos muchas formas para referirnos a niño, también les decimos infantes, chilpayates, güercos o chiquillos. Si tiene menos de un año se le dice bebé. Y aunque ya estén mayorcitos las mamás y las novias se refieren a sus hijos o novios como bebés. Ciertamente el término más usado es niño. La palabra niño tiene su origen en voces imitativas que usaban las madres para adormecer a los niños. Viene de “ninna, nanna”, ninna se convierte en niña y ya masculinizado se convierte en niño. A quien cuida a los niños se le dice nana. Precisamente en Italia existe una canción de cuna que se llama precisamente Ninna Nanna. En México para arrullarlos y dormirlos les cantamos canciones de cuna siendo las más conocida “A la roro niño”: “A la roro niño ,a lo roro ya, duérmete mi niño, duérmase mi amor. Este niño lindo se quiere dormir, y el pícaro sueño no quiere venir”. En otra estrofa se canta: “Este niño lindo, que nació de día, quiere que lo lleven, a la dulcería. Este niño lindo, que nació de noche, quiere que lo lleven a pasear en coche”. La palabra arrullar se usa para atraer al palomo o el tórtolo a la hembra, o al contrario.  Con cantos o tarareos se adormece al niño con arrullos. Son los sonidos que provocan adormecimiento, paz y tranquilidad, como las olas del mar, el canto de las ballenas o el susurro del viento. Pero también cuando enamoramos con palabras dulces al ser amado o pretendido. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario