miércoles, 19 de marzo de 2014

Pancho Villa y la cervecería

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina


Durante el asedio de los carrancistas a Monterrey en octubre de 1913, se les ocurrió "tomar" la cervecería y al día siguiente los constitucionalistas fueron completamente derrotados por el estado inconveniente que presentaban. Monterrey fue recuperada en abril de 1914 y en este tiempo, la cervecería estaba intervenida por órdenes de los carrancistas. Cuando llegaron los villistas uno de sus accionistas, el cónsul de España en Monterrey don Pío Lagüera, acudió al pullman que servía como cuartel general de Villa. Ahí le dijo que la cervecería estaba ocupada desde tiempos en que los carrancistas controlaban la ciudad y que ningún carro de cerveza salía si presentaban la autorización de Antonio Elosúa. Villa solo escuchó las peticiones del señor Lagüera. Cuando salió de la entrevista, Pancho Villa preguntó que quien era ese catrín. A lo que el coronel Jesús Aguilar le dijo: "es un alto empleado de cervecería". “¡Ah, pues tengo muchas ganas de fusilarlo!” Y continuó: “¡ Además quiero que vaya Usted a cervecería y le ponga una bomba de dinamita!”. Aguilar tratando de convencerlo le mencionó: “Mire mi general, la cervecería emplea a cerca de un millar de operarios que tienen familia. Si la volamos con dinamita, expone usted a mucha gente a morirse de hambre. Yo creo que más vale que ordene Usted que se recoja toda la cerveza que se produce, se venda y utilice el producto para los haberes de la tropa”. “¡Oiga, pos Usted tiene razón! Y es precisamente lo que ese catrín quería, que le quite la intervención y por eso voy a mandar a que lo fusilen!. “Sobre ese particular, mi general, permítame que le diga que ese señor goza de muy alta posición, pero principalmente es el cónsul de España en Monterrey”. Y no lo mataron. En 1921, una hija de don Pío Lagüera llamada Consuelo se casó con el joven ingeniero Eugenio Garza Sada. (de la memoria familiar de Sara Aguilar Belden de Garza, hija del coronel Jesús Aguilar. Por la trascripción: AGA/ Cronista de Santa Catarina)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario