sábado, 22 de marzo de 2014

Las ceremonias cívicas en honor a Benito Juárez

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina

Benito Juárez adoptó un modelo de estado nación basado en las leyes de Reforma y en la Constitución de 1857. Confrontó una guerra civil contra el bando conservador y luego quedó como máxima figura del partido liberal. Enfrentó a la invasión francesa y al segundo imperio de Maximiliano. Sometió a la Iglesia y se apoyó de la influencia regional que tenían los caciques y caudillos para controlar a los estados. Impuso un modelo de integración nacional basado en la educación, la igualdad y la legalidad. Por eso su figura predominaba a lo largo y ancho del territorio nacional en calles, plazas, municipios, universidades y estados que llevan su nombre. Modelo de integridad, honestidad y congruencia republicana tan necesitada en éstos tiempos. Dos fiestas en su honor: el 21 de marzo y el 18 de julio. Dos monumentos: uno cívico en el Hemiciclo a Juárez y el otro en el Panteón de San Fernando en la ciudad de México. Cada 21 de marzo se le rendían los honores correspondientes como el que vemos en esta foto de 1972, el Año de Juárez por el centenario luctuoso del patricio republicano. En ésta fotografía vemos a las fuerzas vivas y a los vecinos de La Fama rindiéndole un homenaje y reconocimiento. Eran otros tiempos: había disponibilidad y otra actitud cívica. Siempre el alcalde al frente. Ahora mandan representantes pues por razones de una agenda apretada les es imposible acudir. Son cuidadosos de la ecología y por ende se desecharon las ofrendas florales que niegan a la muerte y además evitan el gasto en cosas superfluas e innecesarias, aunque los recursos se vayan en sueldos y eventos de promoción partidista. Las cosas han cambiado mucho sin los Juárez, Hidalgo, Villas y Zapatas. Pero somos una nación moderna que mantiene sus valores en otro tipo de actividades.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario