martes, 25 de febrero de 2014

A 150 años de la soberanía y libertad de Coahuila

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina

A mediados del mes de febrero de 1864, el Benemérito de las Américas regresó con su comitiva a la ciudad de Saltillo. La entrevista con Vidaurri fue un enfrentamiento que le dejó enfermo e indispuesto por algunos días. Ya repuesto, de inmediato tomó la determinación de emitir un decreto para separar a Coahuila de Nuevo León y reconsideraron su antiguo territorio como entidad libre, independiente y soberana el 26 de febrero de 1864. Correspondió al intelectual liberal Francisco Zarco, dar a conocer ese decreto en la esquina nororiente de la Plaza de Armas de Saltillo. Parado sobre una silla de tule, se informó a los saltillenses sobre la separación de Coahuila de Nuevo León y convocó a los coahuilenses a tomar las medidas necesarias, para guardar esa independencia y soberanía que el presidente de la República le otorgó a Coahuila. También declararon a Nuevo León en estado de sitio y al general Santiago Vidaurri y sus seguidores como rebeldes al régimen. Quedó gobernador de Coahuila el general Andrés Viesca mientras que otras tropas procedentes de Durango, San Luis Potosí y Matamoros, Tamaulipas acudieron a Monterrey para someter a Santiago Vidaurri. Los límites históricos se movieron un poco y Santa Catarina junto con Galeana, Villa de García, Mina y Lampazos recortaron sus territorios ante la medida para dotar de un territorio a Coahuila. Juárez regresó a Monterrey el 2 de abril de 1864. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario