jueves, 30 de enero de 2014

El doctor Aguirre Pequeño y Santa Catarina

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina

Eduardo Aguirre Pequeño, fue un ilustre hombre polifacético. Lo mismo cantaba, tocaba la guitarra, amante de la fiesta charra, consumado jinete, excelente deportista que dominaba diversas disciplinas, un aventurero en toda la extensión de la palabra, pero sobre todo, un gran educador, científico y médico. Yo tuve el honor de conocerlo y tratarlo en al menos cinco ocasiones en la primavera de 1985. De los primeros que me apoyaron para escribir la historia de Santa Catarina junto con el doctor Pepe Páez. Por cierto se decía que junto con ellos habían escrito una monografía que supuestamente saldría publicada en 1962 y de la cual no se tienen referencias textuales. Para muchos, el doctor es el discípulo más apegado al doctor Gonzalitos, aunque ambos pertenecientes a dos tiempos distintos. Lo mejor del caso es que me permitió llamarle maestro y tratarlo en su finca situada en la Huasteca. Nació en Hualahuises, N.L. el 14 de marzo de 1904. Hijo de Juan Aguirre y Leónides Pequeño. Contrajo matrimonio con Amparo Cossío, hija del escritor y político  David Alberto Cossío. Estudió medicina en la Universidad de Nuevo León. En 1946 cursó en la Universidad de Tulane, Nueva Orleans una especialidad en medicina tropical. Aquí lo vemos cabalgando por algún entre la sierra de Santa Catarina, a la que tanto amó, cuidó, estudió y promovió. El murió en Monterrey  el 18 de julio de 1988.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario