sábado, 25 de enero de 2014

El cabrito en Nuevo León

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina
 
El cabrito en Nuevo León:  El origen del consumo del cabrito se lo debemos a judíos que llegaron al Nuevo Reino de León  con Luis Carvajal y de la Cueva y por ello tenemos usos y costumbres similares a los del pueblo hebreo. O la tradición se la debemos a los señores de ganado trashumantes que llegaron a la región a partir de 1636; cuando el entonces gobernador del Nuevo Reino de León don Martín de Zavala, un poco decepcionado por no encontrar los cerros repletos de oro y de plata y las ciudades en donde sus habitantes vivían con muchos lujos. Como había montes y valles con pastos y agua suficiente, además del suelo salitroso, propiciaron para empezar el traslado de 30 mil cabezas de ganado menor. Entonces se supone que los pastores se alimentaban de los animalitos y les dio por cocer al cabrito como si fuera una barbacoa. El cabrito al pastor se hacía en hornos subterráneos para su cocción y así evitaban que otros animales se lo comieran.  Ellos se iban a cuidar las cabras y ovejas y al regresar por la tarde encontraban al cabrito listo para comer. En realidad el típico cabrito que comemos es un cabrito a la griega al cual erróneamente le llaman al pastor. Ahora, el cabrito se prepara de distintas formas: si se cocina en su sangre es la fritada, puede ser en salsa, puede ser asado o como Dios les dio a entender. Lo cierto es que el mejor cabrito de Nuevo León se preparaba en General Zuazua,  Lampazos de Naranjo, Los Ramones, Cerralvo, Los Herreras y obviamente Santa Catarina.   
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario