sábado, 28 de diciembre de 2013

El panteón de Canoas y los Placeres

Antonio Guerrero Aguilar, Cronista de Santa Catarina
 
El panteón y los Placeres: de El Pajonal a Canoas y a Santa Cruz hay 13 kilómetros de distancia para los dos poblados. Pasando el Jagüey de Dios están las labores, luego la llamada Labor Vieja de Isidro Delgadillo, luego El Sahumado de Francisco Martínez en donde habita Vicente López y su familia, más adelante el camino se bifurca en dos, uno que va a Santa Cruz y el otro que va a Canoas. Siguiendo esta ruta se llega al panteón de la Sierra Alta de Santa Catarina, el cual comenzó a habilitarse como tal durante la alcaldía de José Hernández Meléndez entre 1952 y 1954 y concluido durante la gestión de José Zamora Reyes en 1972. A un kilómetro está el rancho de los Placeres “Quemados” pues un grupo de federales huertistas al huir de sus captores en El Pajonal, lo incendiaron en abril de 1914. Los Placeres fue de todo: un mineral, un gran rancho con su propio aguaje, con sus campos de cultivo y un lugar alto que le da cierto aire de mirador pues está sobre una lomita. Luego lo convirtieron en un lugar muy concurrido para diversión de los habitantes y visitantes de la sierra. Más adelante están  Canoas y Los Llanitos. Si la gente del panteón hablara y los Placeres también, ¡cuántas cosas y secretos no se sabrían!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario